Skip to main content
Defectos producidos en la fundición: defectos causados por la aleación

Defectos producidos en la fundición: defectos causados por la aleación

La fundición a presión es un proceso de fabricación meticuloso que requiere de precisión y control para obtener piezas metálicas con formas complejas y distintos tipos de resistencias y tolerancias. La capacidad para producir componentes con un alto grado de precisión es una de las ventajas más sobresalientes de la fundición a presión de zinc; pero también es justo este alto grado de precisión el que requiere tener un control absoluto de los posibles errores o defectos en la fabricación para poder evitarlos. Errores que, en algunos casos, encuentran su origen en las impurezas en las aleaciones de zinc utilizadas y que pueden ocasionar desperfectos significativos en las piezas fundidas. Los defectos causados por la aleación en la fundición a presión pueden ser la corrosión intergranular o la erosión acelerada de los componentes.

Impurezas y corrosión intergranular

Elementos como plomo (Pb), cadmio (Cd) o estaño (Sn) suponen un riesgo para las piezas resultantes del proceso de fundición, ya que pueden generar impurezas y corrosión intergranular. Este tipo de corrosión compromete la integridad estructural al debilitar los límites entre los granos del material, lo que supone un grave problema para la industria, que pone en riesgo tanto la durabilidad como la calidad de los componentes.

La solución para este supuesto es drástica pero efectiva: se trata de vaciar y limpiar por completo el crisol, de forma que se eliminan totalmente las impurezas y se previenen posibles defectos futuros en las piezas fundidas. En este punto es importante recordar que las aleaciones contaminadas pueden reintroducirse en el suministro, perpetuando los defectos. Por ello, deshacerse de ellas no es suficiente; es necesario localizar la causa principal, que se puede encontrar en cualquier punto del proceso de fundición, empezando por las fases de almacenamiento o manipulación. 

Romper el ciclo de reintroducción de aleaciones defectuosas en el suministro y garantizar la calidad de las piezas fabricadas es crucial para evitar las impurezas y la corrosión intergranular. 

Sobrecalentamiento de zinc

El sobrecalentamiento de zinc es la segunda causa de posibles defectos de la fundición causados por la aleación. Entre los problemas que pueden surgir destaca la pérdida de aluminio (Al) y magnesio (Mg), que deriva en la formación de escoria de zinc, un residuo no deseado que puede afectar la calidad del producto final.

Adicionalmente, el sobrecalentamiento puede provocar la erosión acelerada de componentes fundamentales en la producción por fundición a presión, como el sifón, pistón y crisol. Esta erosión, agravada por la posible disolución del hierro (Fe) en el zinc, representa una amenaza para la durabilidad de las herramientas utilizadas en el proceso.

Exceso de Hierro en las aleaciones

Además de la corrosión intergranular y el sobrecalentamiento de zinc, la presencia excesiva de hierro en las aleaciones también puede suponer un riesgo que ponga en peligro la producción. Esto se debe a que, por un lado, contribuye a la formación de partículas intermetálicas de Fe-Al, lo cual impacta negativamente en la calidad y homogeneidad del material resultante. Asimismo, el exceso de hierro incrementa la pérdida de aluminio y reduce la fluidez del material fundido, lo que afecta a la capacidad de llenado de los moldes y genera piezas con defectos estructurales.

Jegan, fundición a presión de zinc 

La calidad de las piezas fundidas mediante fundición a presión está directamente ligada a la pureza de las aleaciones utilizadas. Es por esto que el riguroso control de calidad garantizará minimizar al máximo los defectos en detalles y aleaciones. En Jegan, durante todas las fases de la fundición a presión de zinc, se llevan a cabo exhaustivos controles de calidad, que tienen como meta un proceso con cero defectos. 

De entre las aleaciones de zinc, destaca la fundición de zamak, gracias a su capacidad de producir lotes de alta consistencia y repetibilidad, manteniendo dimensiones constantes, con piezas robustas y dimensionalmente complejas, ideales para aplicaciones en sectores como automoción, electrodomésticos o electrónica. Si buscas más información o tienes consultas sobre los servicios o productos de Jegan, no dudes en contactarnos y unirte a nuestra comunidad en redes sociales.